La cumbre climática de Marrakesh

INTRODUCCIÓN

El 18 de noviembre de 2016 finalizó la Cumbre Climática de Marrakech (COP 22), que ha supuesto el inicio de los trabajos de implementación del Acuerdo de París tras su entrada en vigor.

  • Como conclusión básica se puede decir que las negociaciones formales[1] han avanzado como estaba previsto en los procedimientos y en la convocatoria del principal órgano de decisión del Acuerdo de París (conocido como CMA). Son básicamente avances en agendas y organización de los trabajos. Hay varias Decisiones que definen el marco para avanzar en las “Reglas de Implementación” del Acuerdo en los próximos dos años y Decisiones con programas de trabajo en aspectos concretos tales como: financiación climática, adaptación, transparencia en información…
  • Más allá de las negociaciones, han sido claves los resultados en la Agenda de Acción Climática; que es un espacio de colaboración entre gobiernos y agentes no gubernamentales liderado por la figura de las Climate Champion (dos personalidades de alto nivel que representan a la COP previa y la vigente). En este punto se ha anunciado la creación de un marco de colaboración entre agentes públicos y privados (“Partenariado de Marrakech para Acción Climática”) que incluye: esquema sectorial de acciones, estructura básica de agendas de trabajo, propuestas de celebración de eventos….
  • En el Segmento de Alto Nivel (representantes de gobiernos) se ha presentado una “Proclamación Política” de apoyo a la ambición climática y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como importantes anuncios de planes de descarbonización a 2050 (Estados Unidos, Alemania, Canadá y México). Europa no ha presentado plan, pero ha anunciado que revisará su estrategia de descarbonización a 2050 para aumentar su ambición.
  • En el ámbito energético, es destacable que la mayoría de las declaraciones y documentos apuestan por un proceso ambicioso de descarbonización, la promoción de las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética.
  • En cuanto al impacto de la victoria de Donald Trump en las elecciones americanas, si bien los negociadores son conscientes de los retos que plantea para el proceso, la visión general se puede resumir con la expresión “wait and see”. Habrá que esperar a las decisiones que vaya adoptando y a ver si mantiene sus compromisos con el proceso (muy importante la financiación climática). Una parte importante de negociadores y observadores creen que el proceso de acción climática va a seguir moviéndose. Una muestra de ello es que las alianzas empresariales, el sector privado, y el sector financiero han seguido mostrando en la COP22 su compromiso con un enfoque ambicioso a través de anuncios concretos y declaraciones de objetivos.

DEBATE

Resultados de la COP 22

La mayoría de los integrantes del grupo consideran los resultados de la Cumbre Climática de Marrakech moderadamente positivos, teniendo en cuenta su carácter procedimental y las expectativas creadas tras el resultado de las elecciones en Estados Unidos. En particular, varios asistentes valoran muy positivamente la importancia que se concede a los agentes no gubernamentales a través del lanzamiento del Partenariado de Marrakech para Acción Climática. Este marco de colaboración permitirá impulsar el proceso de lucha contra el cambio climático teniendo en cuenta los objetivos y actuaciones del sector privado, ONGs, gobiernos de regiones…

En varias intervenciones se valora de forma especialmente optimista la incorporación de todos estos agentes al proceso (ciudades, ONGs…). En el caso particular de las ciudades, existe potencial para aprovechar las sinergias entre los objetivos y actuaciones de acción climática y todas las políticas de mejora de calidad del aire.

El optimismo se matiza por algunos asistentes, que destacan que los avances en financiación climática y en la concreción de objetivos a 2025 han sido escasos.

En varias ocasiones se indica que es difícil sacar conclusiones de esta COP por su marcado perfil técnico y procedimental. La presencia de la cumbre en los medios de comunicación ha sido reducida. También se ha comentado que es necesario tener en cuenta que las negociaciones de cambio climático son un proceso lento que suele dar resultados tras años de conversaciones.

Las negociaciones de cambio climático como dinamizador de la acción climática

Una parte importante del grupo considera que las negociaciones de cambio climático son un proceso lento y con muchas cuestiones burocráticas lo que puede reducir su eficacia como instrumento ágil para luchar contra el cambio climático. No obstante, se introducen algunos matices individuales a esta idea:

  • La transición hacia una economía descarbonizada vendrá dinamizada por factores económicos, tecnológicos y sociales (fuera del proceso de las cumbres climáticas que se está convirtiendo en un proceso muy endogámico).
  • Las Cumbres Climáticas tienen una operatividad reducida en términos de acción climática. Sin embargo, son importantes para lanzar señales políticas a nivel global.
  • El horizonte de largo plazo va a venir condicionado principalmente por la evolución tecnológica y la reducción de costes de las tecnologías. Este proceso es irreversible.
  • La creciente concienciación sobre la necesidad de mejorar la calidad del aire es muy positiva. Estas políticas podrían tener un impacto importante en la electrificación del parque automovilístico.
  • Varios asistentes tienen una visión positiva sobre el proceso de negociaciones de cambio climático al considerar que dota de solidez a las soluciones climáticas. Hay novedades muy positivas, tales como el nuevo enfoque “bottom up” y la apertura del proceso a nuevos agentes a través de la Agenda Global de Acción Climática (regiones, ciudades, empresas, ONGs…).
  • Estamos ante una oleada de nacionalismo económico que puede crear muchas dificultades al proceso formal.

Algunos integrantes del grupo mencionan ejemplos concretos que muestran que el proceso de lucha contra el cambio climático sigue con una intensidad importante fuera del proceso de negociaciones enmarcadas en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático:

  • Es importante no perder de vista otros procesos internacionales con importante impacto en el cambio climático. Por ejemplo, los acuerdos alcanzados en el marco de la Organización de la Aviación Internacional o las conversaciones de la Organización Marítima Internacional.
  • Hay un proceso muy importante de eliminación de carbón de los mix de energía en el contexto occidental. No obstante, en Asia se sigue financiando mucho carbón. China e India siguen instalando mucho carbón.
    • Es necesario prestar mucha atención a la situación de Asia. Hay una capacidad instalada muy importante de carbón que durará durante muchos años. En Europa el reto es la desgasificación.
  • Los analistas financieros y los bancos de inversión preguntan cada vez más a las empresas sobre sus planes de descarbonización del largo plazo. El mundo financiero está siendo un dinamizador superior a un precio de CO2.
  • El peso de la realidad económica y tecnológica es mucho más importante que los resultados de las Cumbres Climáticas. En los últimos tiempos se han reducido muchos los costes de las energías renovables y ello nos debe obligar a ser optimistas.
  • El Financial Stability Board está trabajando para G20 en el marco de un grupo de trabajo que aborda los riesgos relacionados por el clima. Está recomendando a todos los inversores que hagan un análisis de escenarios sobre el impacto de cumplir con el objetivo de 2o
  • La tecnología se impondrá y se reducirán las emisiones, pero hay que tener en cuenta el modelo económico y social que se quiere. Por ejemplo, precios muy elevados de CO2 tendrían un impacto negativo sobre la industria europea.
  • El papel de agentes ajenos al proceso formal es cada vez más relevante:
    • Serán muy importantes las ciudades, que pueden adoptar medidas con mucho impacto en transporte y edificios.
    • Los inversores y las entidades financieras cada vez están más concienciados.
    • Las industrias necesitan una señal regulatoria muy clara para descarbonizar.

Varios comentarios de asistentes se posicionan en un discurso intermedio sobre esta cuestión. Todo está vinculado: negociaciones en las cumbres, tecnología… Las Cumbres Climáticas tienen sus limitaciones, pero sirven para consolidar tendencias, ofrecen una formación de opinión a toda la sociedad. Ello incentiva regulaciones en el futuro y el proceso de transición energética. En muchos casos los resultados de las COP son importantes para concienciar a los políticos y a la sociedad, dinamizando la aprobación de políticas de cambio climático o el desarrollo de soluciones de negocio bajas en emisiones.

Una intervención cierra este bloque indicando que la disponibilidad de tecnología y de financiación no es suficiente para alcanzar los objetivos climáticos. Se necesitan objetivos y políticas ambiciosas (entre estas últimas la sensibilización será un elemento clave).

El impacto del resultado electoral en Estados Unidos

Existe un acuerdo generalizado sobre la posibilidad de que la victoria de Donald Trump debilite el proceso internacional de lucha contra el cambio climático, al reducir la intensidad del liderazgo estadounidense en sus objetivos y políticas internas. En el ámbito internacional, varios asistentes mencionan que, según los anuncios que realizó Trump durante la campaña, Estados Unidos podría llegar a plantearse abandonar el Acuerdo de París e incluso la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

En varias intervenciones se comenta que Estados Unidos no necesitaría embarcarse en complejos procedimientos diplomáticos para debilitar el proceso internacional. Podría simplemente reducir su aportación en materia de financiación climática.

Un asistente comenta que China está dispuesta a asumir la posición de liderazgo climático que Estados Unidos ha venido asumiendo en la era Obama.

Compartiendo el diagnóstico general, algunos participantes matizan con optimismo que el proceso de lucha contra el cambio climático tiene una inercia muy fuerte, fundamentada en factores tecnológicos y económicos.

  • Los objetivos climáticos y la evolución tecnológica son cuestiones de largo recorrido. El mandato de Trump puede ser una cuestión de largo plazo.
  • La sociedad y el mundo financiero están presionando para adoptar un enfoque climático ambicioso.
  • El propio mercado y la creciente competitividad de las energías renovables harán que siga habiendo mejoras en este ámbito.
  • Existe un espacio para que el liderazgo de Estados Unidos lo ocupen China y la Unión Europea.
  • Independientemente de quien ocupe la Casa Blanca, hay que tener en cuenta que una planta de carbón tiene una vida aproximada de 30 años. La voluntad política de Trump no sería suficiente para encontrar inversores dispuestos a desarrollar nuevas plantas de carbón en Estados Unidos.

Varias intervenciones indican que, a pesar de los factores económicos y tecnológicos que sostienen un proceso sostenido de descarbonización de la economía, los combustibles fósiles seguirán ocupando un papel muy importante. Un integrante del grupo comenta que el World Energy Outlook 2016 (Agencia Internacional de la Energía) minimiza el riesgo de “activos hundidos” de origen fósil incluso en el escenario de 2oC, porque previsiblemente se producirá una transición ordenada.

El caso español

El grupo tiene una aproximación común en torno a los retos que tiene por delante España para llevar a cabo una transición hacia una economía descarbonizada. Se menciona en varias ocasiones la ausencia de una estrategia energética clara a largo plazo, de análisis prospectivos rigurosos así como la existencia de muchas incertidumbres políticas.

Varias intervenciones destacan que España abordará en los próximos meses la elaboración de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética y un Plan de Energía y Cambio Climático para cumplir con los objetivos de la Unión Europea a 2030. Esta situación ofrece una oportunidad para desarrollar un ejercicio de prospectiva serio y para hacer un debate riguroso sobre transición energética y alternativas tecnológicas en España.

A continuación se resumen algunos comentarios individuales que matizan la conclusión general del debate en este bloque:

  • Se debe alcanzar un elevado consenso político para elaborar una Ley de Cambio Climático ambiciosa.
  • En España los agentes empresariales no incluyen en sus estrategias seguir invirtiendo en carbón.
  • Hay un interés inversor enorme en España. El problema es que no hay certidumbre en el corto y medio plazo. No es un problema de tecnología es más de modelo. Hay que tener clara la prospectiva del modelo energético español.
  • El hecho que el grupo parlamentario del gobierno no tenga mayoría en el congreso puede ser positivo para alcanzar acuerdos en transición energética. El Paquete de Invierno presentado por la Comisión Europea es una oportunidad para dar protagonismo a consumidor.
  • La evolución de las emisiones en los sectores difusos es un reto para España. Hay que hacer proyecciones rigurosas sobre la evolución de la demanda de energía y de las emisiones en este ámbito.
  • Hasta que los ciudadanos internalicemos la verdadera magnitud del reto del cambio climático va a ser muy difícil avanzar. En España, la mejora de la eficiencia energética y la sensibilización ciudadana serán dos cuestiones básicas para avanzar.
  • Nuestro modelo social es una locura. Tendrá que haber una buena comunicación para realizar la transición a una economía descarbonizada. La publicidad, la educación los pagan los grandes intereses… Para cumplir con los escenarios climáticos más ambiciosos será necesaria una reducción profunda de la demanda… Hay que tomar decisiones disruptivas en muy corto periodo de tiempo para lo que se requiere una elevada dosis de valentía.
  • El entramado institucional español ofrece razones para el escepticismo. Seguirán las mismas tendencias ya que el área de energía y clima siguen separadas en el gobierno.
  • Se están produciendo cambios positivos desde el punto de vista de la ciudadanía y de las empresas. La movilidad eléctrica y el autoconsumo serán dos áreas clave.

 

[1] Se utiliza esta expresión para hacer referencia a las negociaciones dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s